El Divorcio y las Segundas Nupcias

Nota: Para entender apropiadamente la posición del escritor, por favor lea el mensaje del autor en la sección “Para el Lector

[12.1]

Unas Palabras de Prevención

La mejor manera de enfrentar los problemas, es tomar al toro por los cuernos, antes de que el toro se te aviente a ti. Puede haber poca duda de que el asunto del divorcio en una gran plaga alrededor de todo el mundo y por todas partes. Muchas veces la plaga de este mal es generada por la mala información o el mal concepto que tenemos de la palabra amor. Los jóvenes llegan al matrimonio con la idea errónea y con la concepción de que el matrimonio es lo mismo que la pasión, el amor carnal y el verdadero amor son la misma cosa. Aun nuestras concepciones más modernas asumen estos razonamientos. En vez de comprometernos en una relación, preferimos “hacer el amor” cual cuerpos que se encuentran en puro movimiento sexual y que así esperáramos que se produjera el amor. Nosotros no somos maquinas productoras de amor. Si nos dedicamos a esta labor solamente produciremos bebes. Si producimos bebes ante el ordenado tiempo de Dios será entonces que debemos entrar al pacto del matrimonio del uno con el otro pero ese otro será alguien que no esta dirigido por el mismo Dios que nos dirige y finalmente terminaremos en lo que comúnmente conocemos como divorcio.

[12.2]

Necesitamos preparar mejor a nuestros adolescentes y a nuestros niños en el largo camino que les espera y educarlos en los caminos de Dios. Les debemos de enseñar la importancia de no unirse en yugo desigual con los infieles Y quizás la mejor manera de comenzar a darles esa educación es primeramente asumiendo que nuestros hijos no son creyentes solo porque nosotros lo seamos. Debemos de cuidar de su vida y ser exigentes con esotros mismos acerca de ellos. Solo por el hecho de que ellos digan que conocen a Cristo, que le creen y que el vive y que se levanto de entre los muertos, eso no los hace cristianos tampoco. ¿Será que viven una vida completa en el Señor? ¿Es el la misma sustancia que los sostiene en toda su vida? ¿Cumplen con los requisitos de que se encuentran en primera de Juan capitulo uno, capitulo dos, los versos tres y cuatro?

[12.3]

Debemos hacerles entender que a diferencia de la imagen que Hollywood nos presenta, allí la gente no se enamora, sino más bien cae en pasiones desenfrenadas y en lujuria. L agente no se enamora así no mas porque si, o porque sea algo que les sucede así de improvisto, sino más bien la gente aprende a como amar y decide hacerlo así. Debe de haber ciertas condiciones en un individuo para que alguien se enamore de el o de ella. Estas condiciones o requisitos pueden ser, la honestidad, la lealtad, gentileza, bondad, diligencia, etc. Estas son características que lo hacen a uno dar su amor hacia otra persona. Si hay pocas razones para amar, la atracción se torna solo en pasión carnal lo cual viene siendo una trampa de Satanás que nos pone para destruirnos.

[12.4]

Cuando se trate de explicar la diferencia a un hombre joven, le será tal vez útil decirle una historia que le ilustre muy bien la diferencia, como a continuación se le presenta:

[12.5]

En el oasis pacifico de un parque metropolitano dos jóvenes visitantes, los dos son hombres, se encuentran admirando la belleza de las flores en la mañana a lo largo de todo el pasillo y andaderas por todo alrededor del parque. Cada mañana a la media hora antes de que amanezca el hombre menos viejo llegara al parque a contemplar las flores deteniéndose tiempo con tiempo a apreciad la belleza de las flores y de toda su variedad. Se detendrá a olerlas tocarlas, percibirlas y llenarse de todo su esplendor solo por el hecho de admirarlas, sabe además que ahí hay infinidad de variedad de flores que el puede admirar.

[12.6]

Un testimonio patético de este hecho es el aumento del número de divorcios y separaciones en la mayoría de los países occidentales, supuestamente orientados por una ética cristiana. Incluso, las luchas por implantación del divorcio bajo recaudos legales, en países hasta ahora opuestos al mismo hablan de este fenómeno. Sin embargo, conviene aclarar que el aumento en el número de fracasos conyugales no es indicio seguro de una crisis en la institución misma del matrimonio, o más allá de la propia familia. Todas las investigaciones revelan que en su gran mayoría, las personas que se casan lo hacen con la sincera intención de permanecer unidas toda la vida. Por otra parte es bien cierto que muchos divorciados o separados vuelven a casarse.  La tasa de divorcios probablemente seguirá aumentando relativamente, por varias razones, entre ellas, el aumento de la concentración urbana, el mayor ingreso de la mujer al mercado laboral, las crecientes tensiones sociales y políticas, y el aumento de la ansiedad y la soledad propias de la vida moderna. También es posible que aquellos países que todavía no tienen una legislación favorable al rompimiento legal del vínculo, tarde o temprano terminarán teniéndola, sin embargo, no hay razón para creer que esto represente una amenaza para la estabilidad de la sociedad o la supervivencia de la familia.  El matrimonio ya está curtido por la historia. ¿Durante decenas de siglos ha sobrevivido a los más diversos cambios culturales e históricos, y no hay motivos para pensar que ahora no ha de ser así?

[12.7]

Seguramente, el matrimonio como institución deberá adaptarse y quizá asumir nuevas formas, pero su futuro será largo y floreciente. Para que así sea, es necesario que el casamiento sea el resultado de una elección inteligente por parte de cada uno de los que integran la pareja y no el producto de un arrebato de amor romántico, sin más vida que la de una flor o una mariposa.

[12.8]

La ley que reglamentaba el divorcio en el Antiguo Testamento se encuentra en. Es evidente que en este orden legal, el derecho de demandar el divorcio o repudiar al otro cónyuge era exclusivo del esposo. El podía divorciarse de su esposa con pleno derecho, si había visto alguna cosa indecente (literalmente, "asunto de desnudez") en ella. No obstante, había ciertos recaudos que pretendían amparar a la mujer repudiada. Ella debía recibir una carta de divorcio, que certificaba su nueva situación. Con este documento, la mujer divorciada podía casarse de nuevo, y sobrevivir en una sociedad donde el dominio patriarcal era absoluto.

[12.9]

Es incuestionable que el ideal del hombre y una mujer unida como esposo y esposa por toda la vida. La única causa admitida para el divorcio es el adulterio. Sin embargo, aun en el caso de haber adulterio, el divorcio no es obligatorio. Por otro lado, si alguien se divorcia de su mujer por cualquier otra causa que no sea adulterio, y se casa con otra, comete adulterio. Tal actitud hace que la mujer que ha sido divorciada cometa también adulterio. Igualmente, la esposa que deja a su esposo y se casa con otro hombre, comete adulterio. En apretada síntesis, estos son los conceptos novo testamentarios sobre el divorcio. Estas preguntas, que surgen al confrontar los diversos pasajes acerca del tema, son ineludibles si se quiere tener un concepto madura en cuanto a la cuestión. La respuesta  a ellas no es un simple juego especulativo, sino el interrogarse sobre una de las cuestiones más candentes en la actualidad. Por eso, bajo la guía del Espíritu Santo, y renunciando a todos legalismo ciego y falto de amor, cada creyente debe preguntarse seriamente sobre este problema. El principio básico es el amor y la unidad. Pero es el hombre, delante de Dios y en forma responsable, quien debe decidir cuándo se ha llegado al límite crítico de la posibilidad de vivir el amor y conservar la unidad.

[12.10]

La armonía creativa y dinámica es el principio fundamental para la conservación de la vida común. Cuando ya se han perdido todas las esperanzas de mantener o desarrollar, aunque más no sea en grado mínimo, esa armonía necesaria para la promoción humana de los integrantes de la pareja, la separación es la única opción posible. No obstante, el cuerpo de Cristo (la iglesia) desaparecerá.

[12.11]

La Imagen Espiritual

El matrimonio es una alegoría viviente de Cristo y de su Iglesia. Antes de reflexionar en torno al significado profundo del compromiso matrimonial en términos de su carácter permanente y de por vida, conviene repasar algunos de los factores que hacen que el ideal de estar unidos hasta la muerte caiga por tierra. Por supuesto, la lista es más amplia y compleja que la que aquí se presenta. Sin embargo, cada pareja puede hacer su propio inventario de cuáles son los peligros y amenazas que pretenden provocar el quebrantamiento de sus votos nupciales.

Hebreos 13:5
5 Sea vuestro carácter sin avaricia, contentos con lo que tenéis, porque El mismo ha dicho: Nunca te dejaré ni te desampararé,

[12.12]

Si el amor es el factor fundamental en la formación de la pareja, conviene estar advertido de que es relativamente fácil  una confusión a nivel de los sentimientos. Esto significa tomar en cuenta la inestabilidad del corazón. El amor es un sentimiento y, como tal, debe ser tratado con mucha atención y cuidado, ya que es sumamente frágil. El amor nace, crece y madura; pero también puede detenerse en su desarrollo, enfermarse y aun morir. Por ello necesita de una disciplina enriquecedora, que lo produce y solidifique.

Mateo 19:6
6 Por consiguiente, ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe.

[12.13]

Lo que Dios no ha Juntado

Leemos en las escrituras oye no debemos estar unidos en un yugo desigual con los infieles.

2ª Corintios 6:14
14 No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas?

[12.14]

No estar unido con un infiel es Dios requiere no sólo de la capacidad de acoger ese sentimiento, sino también de la madurez de evaluar sus posibilidades de madurar. El corazón es muy cambiante y sólo si su ritmo es constante encontrará el individuo base suficiente para aventurarse en la empresa de construir una pareja.  

[12.15]

Un segundo enemigo, que atenta contra la adecuada integración de la pareja es la monotonía o la rutina. La relación entre un hombre y una mujer puede ser tan insípida, vulgar y poco atractiva y creativa, que se torne insoportable. Cuando en la pareja se considera que toda ha sido dicha, cuando el amor se expresa con la misma liturgia de siempre, cuando aun los conflictos son reiterativos y no hay crecimiento en ningún área común, entonces el futuro de la felicidad se recorta mientras se agiganta un presente de desdicha. En una pareja donde el pasado está más presente que el futuro, casi no hay esperanza. No se puede vivir de recuerdos. La rutina los ha devorado. Si el amor es el factor fundamental en la formación de la pareja, conviene estar advertido de que es relativamente fácil  una confusión a nivel de los sentimientos. Esto significa tomar en cuenta la inestabilidad del corazón. El amor es un sentimiento y, como tal, debe ser tratado con mucha atención y cuidado, ya que es sumamente frágil. El amor nace, crece y madura; pero también puede detenerse en su desarrollo, enfermarse y aun morir. Por ello necesita de una disciplina enriquecedora, que lo produce y solidifique.

1ª Corintios 7:12-14
12 Pero a los demás digo yo, no el Señor, que si un hermano tiene una mujer que no es creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone.
13 Y la mujer cuyo marido no es creyente, y él consiente en vivir con ella, no abandone a su marido.
14 Porque el marido que no es creyente es santificado por medio de su mujer; y la mujer que no es creyente es santificada por medio de su marido creyente; de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mas ahora son santos.

[12.16]

Por todo el tiempo en que nuestra pareja no creyente escoja quedarse con nosotros, rostros debemos de modelara Cristo y dar ejemplo por el resto de nuestras vidas si así fuese necesario, ya que no podemos ni debemos deshacernos de nuestras parejas cual si fueran zapatos viejos.

[12.17]

Cuando Solo uno es Salvo

Cuando dos no creyentes la única manera de neutralizar la ponzoña de la falta de creatividad es la renovación del amor, mediante los innúmeros recursos que existen para ello; un respeto y una comprensión, que sean promotores de la plena realización del otro y no inmovilizadotes de los impulsos; y, un sano espíritu de aventura y búsqueda de lo novedoso, pueden ayudar a este propósito. Sobre todo, la demostración permanente de afecto  por todos los medios posibles, debe ser la característica si se quiere una relación plena de creatividad. Es interesante, en este sentido, el lugar que ocupan las expresiones de cariño de la vida conyugal en el poema de amor más extraordinario de todos los tiempos: el, en la Biblia. Fueron observados desde una ventana mientras se acariciaban; “escoge a Cristo o a mi” De tal manera que se dio cuenta de que no podían ser otra cosa que marido y mujer. (Mateo 10:34-36) Cuando el amor es alimentado de ternura, dedicación, fidelidad, cariño y pasión, siempre encuentra caminos por los cuales ofrecer novedades a la pareja. Seguramente, el matrimonio como institución deberá adaptarse y quizá asumir nuevas formas, pero su futuro será largo y floreciente. Para que así sea, es necesario que el casamiento sea el resultado de una elección inteligente por parte de cada uno de los que integran la pareja y no el producto de un arrebato de amor romántico, sin más vida que la de una flor o una mariposa.

2ª Corintios 5:17
17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.

1ª Corintios 7:15
15 Sin embargo, si el que no es creyente se separa, que se separe; en tales casos el hermano o la hermana no están obligados, sino que Dios nos ha llamado para vivir en paz.

[12.18]

Leemos en Marcos que, “Lo que Dios unió hombre y una mujer que se aman profundamente, que comparten y viven en común los valores más significativos de la vida.” Que van elaborando proyectos y planes que esperan concretar con el esfuerzo de ambos, que crece  juntos y van madurando como personas ayudándose el uno al otro hacia su realización plena, que tienen un fondo común de confianza que se remota al pasado y se alimenta de las vivencias que les trae el recuerdo, dos seres humanos así pueden constituir una pareja madura y feliz. Si, a su vez, son conscientes de los peligros que amenazan su relación, y se esfuerzan por evaluar adecuadamente sus sentimientos y enfrentan con lo mejor de si la red de la rutina, la tentación de los celes y la seducción de la discordia, será posible que se encuentren con la realización plena de los designios divinos para la pareja humana.

[12.19]

Debe ser para siempre, porque así lo exige el amor. El amor matrimonial es una continua donación de sí mismo al otro. Es una entrega tan íntima y tan noble, tan total y confiada, que al tiempo que lo exige todo, también excluye todo. El amor matrimonial no admite reservas, provisional o anulación. Si así fuera, perdería su propia identidad o sería un amor decapitado. Por supuesto, más que una realidad hecha el amor es una posibilidad abierta. Su permanencia depende de su cultivo y maduración. Por esto la pareja debe cultivar asiduamente la firmeza de su amor. Caso contrario se deterioraría y podría morir.   La prole humana es la más dependiente e indefensa de todos los seres vivos que habitan el planeta. ¿El desarrollo físico, psíquico y práctico del ser humano demanda muchos años de cuidado y entrenamiento? Muchos están asombrados cuando leen 1ª Corintios 7:10-15, especialmente el verso quince demanda cuidados y un proceso de educación sumamente complejo. Esto hace que su dependencia de sus progenitores se prolongue durante un tiempo muy considerable. Estamos libres para comenzar una nueva vida en Cristo de acuerdo a su palabra.

1ª Corintios 7:15
15 Sin embargo, si el que no es creyente se separa, que se separe; en tales casos el hermano o la hermana no están obligados, sino que Dios nos ha llamado para vivir en paz.

[12.20]

¿Que Clase de Pecado es este?

¿El pecado de un matrimonio fracasado es más grande que cualquier otro pecado? Leemos que hay infinidad de pecados los cuales nos pueden impedir la entrada al reino de Dios.

Efesios 5:5
5 Porque con certeza sabéis esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.

Apocalipsis 21:8
8 Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

1ª Corintios 6:9-10
9 ¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales,
10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.

[12.21]

Debemos concluir que esto se refiere al arrepentimiento, si no lo fuese así, entonces iremos al infierno. Estoy confiado que Dios perdona toda injusticia, aun la del divorcio.

1ª Juan 1:9
9 Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad.

[12.22]

¿Si nosotros creemos que el asesino no va a matar mas, que el ladrón no robara mas, que el mentiroso no mentira mas, que el homosexual, su desarrollo integral, entonces, dependerá en sumo grado del carácter de la relación de amor que sus padres mantengan? El pecado imperdonable no es el matrimonio fracasado, sino la blasfemia contra el Espíritu Santo. Si pero se mostrarán aprehensivos y ansiosos si tienen miedo de perder la  confianza de las dos personas más queridas en el mundo, a las que se aferran instintivamente con todo su ser. La desavenencia matrimonial produce un quebrantamiento en la conciencia infantil, que muchas veces es incurable. Muchas situaciones traumáticas, desarrolladas en la infancia, tienen que ver con los conflictos matrimoniales de los padres, y perduran a lo largo de toda la vida del hijo. A diferencia de la mayoría de los animales, el niño demanda cuidados y un proceso de educación sumamente complejo. Esto hace que su dependencia de sus progenitores se prolongue durante un tiempo muy considerable.

[12.23]

Cuando los padres rompen su relación los hijos quedan a merecen de un destino, que siempre es incierto. Una encuesta de la delincuencia juvenil ocurre entre los hijos de padres divorciados. Esta estadística es válida para todo el mundo y señala a un mismo problema: el desastre que significa para los hijos la separación de los padres. Otras investigaciones parecen constatar que un individuo que no conoció desde pequeño un amor constante o padeció dolorosas desilusiones al respecto, se vuelve descreído frente al amor que recibe, no sabe amar con confianza y, si se casa, su matrimonio corre el riesgo de ser inseguro y de fracasar.  Finalmente, debe ser para siempre, porque la felicidad de los mismos esposos así lo demanda. La plena realización del amor conyugal no resulta de la conformación de un rosario de aventuras amorosas, sino de la persistencia y el trabajo constante por mejorar la relación que se tiene. Considere la actitud de Cristo en el siguiente texto.

Juan 8:1-11
1 Pero Jesús se fue al Monte de los Olivos.
2 Y al amanecer, vino otra vez al templo, y todo el pueblo venía a El; y sentándose, les enseñaba.
3 Los escribas y los fariseos trajeron a una mujer sorprendida en adulterio, y poniéndola en medio,
4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo del adulterio.
5 Y en la ley, Moisés nos ordenó apedrear a esta clase de mujeres; ¿tú, pues, qué dices?
6 Decían esto, probándole, para tener de qué acusarle. Pero Jesús se inclinó y con el dedo escribía en la tierra.
7 Pero como insistían en preguntarle, Jesús se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado, sea el primero en tirarle una piedra.
8 E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra.
9 Pero al oír ellos esto, se fueron retirando uno a uno comenzando por los de mayor edad, y dejaron solo a Jesús y a la mujer que estaba en medio.
10 Enderezándose Jesús, le dijo: Mujer, ¿dónde están ellos? ¿Ninguno te ha condenado?
11 Y ella respondió: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Yo tampoco te condeno. Vete; desde ahora no peques más.

[12.24]

La fornicacion es un acto de casamiento, por lo tanto, cualquiera que se ha juntado en fornicacion esta casado con aquella persona con la cual peco. Compare las dos citas mencionadas abajo:

1ª Corintios 6:16
16 ¿O no sabéis que el que se une a una ramera es un cuerpo con ella? Porque El dice: Los dos vendrán a ser una sola carne.

Génesis 2:24
24 Por tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

[12.25]

¿Cuando Jesús se encontró con la mujer Samaritana en el pozo y le dio agua viva, el no la condeno simplemente porque sabia que ella tenia pecado? consideramos que lo más importante es el amor, el amor es el sentimiento más fuerte que existe en el mundo y en la experiencia humana. (Juan 4:1-41)Jesús mostró compasión de la presenta el más extraordinario poema de amor. Hermano, después de iré el siguiente pasaje, usted no querrá tirar piedras.

Mateo 5:28
28 Pero yo os digo que todo el que mire a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón.

[12.26]

La Muerte y el Divorcio

Un testimonio patético de este hecho es el aumento del número de divorcios y separaciones en la mayoría de los países occidentales, supuestamente orientados por una ética cristiana. Incluso, las luchas por implantación del divorcio bajo recaudos legales, en países hasta ahora opuestos al mismo hablan de este fenómeno en los Estados Unidos.

[12.27]

Sin embargo, conviene aclarar que el aumento en el número de fracasos conyugales (A) divorciando a (B) no o más acuerdo. Todas las investigaciones (A) revelan que en su gran mayoría (B) las personas que se casan lo hacen con la sincera intención de permanecer unidas toda la vida. “Lo que Dios junto que no lo separe el hombre.” (Marcos 10:9).  La aspiración de constituir una pareja humana feliz es uno de los ideales más acariciados por todo hombre y mujer normales, sin embargo, la realidad muestra crudamente que no todos resultan airosos en alcanzar la armonía total, o al menos, una relación aceptable. En particular los últimos veinte años han mostrado cuan real y seria es la amenaza del fracaso, nos guste o ¡no!

Mateo 5:31-32
31 También se dijo: "Cualquiera que repudie a su mujer, que le dé carta de divorcio."
32 Pero yo os digo que todo el que repudia a su mujer, a no ser por causa de infidelidad, la hace cometer adulterio; y cualquiera que se casa con una mujer repudiada, comete adulterio.

[12.28]

La tasa de divorcios probablemente seguirá aumentando relativamente, por varias razones, entre ellas, el aumento de la concentración urbana, el mayor ingreso de la mujer al mercado laboral, las crecientes tensiones sociales y políticas, y el aumento de la ansiedad y la soledad propias de la vida moderna. También es posible que aquellos países que todavía no tienen una legislación favorable al rompimiento legal del vínculo, tarde o temprano terminarán teniéndola, sin embargo, no hay razón para creer que esto represente una amenaza para la estabilidad de la sociedad o la supervivencia de la familia.

1ª Timoteo 5:11-14
11 Pero rehúsa poner en la lista a viudas más jóvenes, porque cuando sienten deseos sensuales, contrarios a Cristo, se quieren casar,
12 incurriendo así en condenación, por haber abandonado su promesa anterior.
13 Y además, aprenden a estar ociosas, yendo de casa en casa; y no sólo ociosas, sino también charlatanas y entremetidas, hablando de cosas que no son dignas.
14 Por tanto, quiero que las viudas más jóvenes se casen, que tengan hijos, que cuiden su casa y no den al adversario ocasión de reproche.

[12.29]

¿Será que las viudas pueden controlar más su apetito sexual? Durante decenas de siglos ha sobrevivido a los más diversos cambios culturales e históricos, y no hay motivos para pensar que ahora no ha de ser así. La tasa de divorcios probablemente seguirá aumentando relativamente, por varias razones, entre ellas, el aumento de la concentración urbana, el mayor ingreso de la mujer al mercado laboral, las crecientes tensiones sociales y políticas, y el aumento de la ansiedad y la soledad propias de la vida moderna (Hechos 10:34). También es posible que aquellos países que todavía no tienen una legislación favorable al rompimiento legal del vínculo, tarde o temprano terminarán teniéndola, sin embargo, no hay razón para creer que esto represente una amenaza para la estabilidad de la sociedad o la supervivencia de la familia.  Duramente, el matrimonio como institución deberá adaptarse y quizá asumir nuevas formas, pero su futuro será largo y floreciente. He oído que los cristianos son los únicos que asesina a sus heridos; que Dios tenga misericordia de nosotros.

[12.30]

Dios Odia el Divorcio

Dios odia el divorcio. Nadie entra al matrimonio con la intención de entrar en el divorcio posteriormente a menos de que sea pervertido. Cuando un hombre y una mujer casados llegan a la decisión de que su vida en pareja carece de sentido, y hay tres razones principales para el divorcio.

[12.31]

1.- Falta de obediencia a Dios.
2.- Satisfacción propia o Avaricia.
3.- Falta de entendimiento de lo que es el amor.

[12.32]

Es evidente que en este orden legal, el derecho de demandar el divorcio o repudiar al otro cónyuge era exclusivo del esposo. El podía divorciarse de su esposa con pleno derecho, si había visto alguna cosa indecente en ella. No obstante, había ciertos recaudos que pretendían amparar a la mujer repudiada. Ella debía recibir una carta de divorcio, que certificaba su nueva situación. Veamos primera de Corintios capitulo trece para una definición completa de amor. Veamos si incluye algo acerca del sexo o de hacer el amor.

[12.33]

¿Que es el Divorcio?

De aquí uno puede ver claramente es incuestionable que el ideal del Nuevo Testamento como lo vemos en (Strong’s # 1664 Heb-gerash) la única causa admitida para el divorcio es el adulterio. Es expatriar o divorciarse (sacar) divorciarse (para una mujer), alejarse (hacerse a un lado) rechazar, y abandonar, problema desechar.

[12.34]

En el Nuevo Testamento, en el diccionario Griego, el divorcio se describe como (Strong’s #630 Greek-apluo) liberar por completo ejem, (lit) liberar, poner en libertad, despedir (refl marchar) o (marchitar) dejar morir, perdón o (spec.) divorcio- (dejar) marcharse, abandona, divorciar, perdonar, dejar ir, liberar, puesto en libertad (enviar), liberar, poner en libertad.

[12.35]

De aquí uno puede ver claramente que ya sea definiendo en Griego antiguo o en ingles, el divorcio es divorcio. El ser cortado de aquellos a quienes uno pertenecía tiene el mismo significado en el Nuevo y Antiguo Testamento. Cuando el Espíritu Santo hablo a través del apóstol Pablo, el hablo del rechazo; de cortar como lo menciona en Romanos 11:22, ¿a poco a que no se esta hablando del divorcio? En Hebreos capitulo seis versos cuatro al seis una y otra vez y en el capitulo diez versos seis, siete habla de lo mismo, ¿o no estamos viendo un divorcio espiritual de Dios?

Romanos 11:22
22 Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; severidad para con los que cayeron, pero para ti, bondad de Dios si permaneces en su bondad; de lo contrario también tú serás cortado.

Hebreos 6:4-6
4 Porque en el caso de los que fueron una vez iluminados, que probaron del don celestial y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo,
5 que gustaron la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero,
6 pero después cayeron, es imposible renovarlos otra vez para arrepentimiento, puesto que de nuevo crucifican para sí mismos al Hijo de Dios y lo exponen a la ignominia pública.

Hebreos 10:26-27
26 Porque si continuamos pecando deliberadamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio alguno por los pecados,
27 sino cierta horrenda expectación de juicio, y la furia de un fuego que ha de consumir a los adversarios.

[12.36]

Estas preguntas, que surgen al confrontar los diversos pasajes acerca del tema, son ineludibles si se quiere tener un concepto madura en cuanto a la cuestión. La respuesta  a ellas no es un simple juego especulativo, sino el interrogarse sobre una de las cuestiones más candentes en la actualidad. Jeremías 3:8 por eso, bajo la guía del Espíritu Santo, y renunciando a todos legalismo ciego y falto de amor, cada creyente debe preguntarse seriamente sobre este problema. El principio básico es el amor y la unidad.

Jeremías 3:8
8 Y vio que a causa de todos los adulterios de la infiel Israel, yo la había despedido, dándole carta de divorcio; con todo, su pérfida hermana Judo no tuvo temor, sino que ella también fue y se hizo ramera.
La excepción a la Regla

[12.37]

En Mateo cinco versos treinta y uno y dos Jesús hace alarde del Antiguo Testamento. Las personas no duran eternamente. Los matrimonios a veces no duran eternamente también. Para el compositor el asunto de la herencia y a veces el divorcio debe ser importante si se quiere evitar la perdida de su música, documentos, ingresos y problemas legales a los herederos.

[12.38]

Quizás es bueno que sea así, de forma tal que se beneficien los abogados. A manera de ejemplo, si Este muere en ningún sitio, sus herederos no van a encontrar ni en el hospital, ni en la funeraria, ni en la oficina de su abogado, un folleto que le explique el proceso de repartir una herencia, cuales son los derechos de cada heredero, cuales son las responsabilidades de el la abalea responsable de hacer la repartición, cuales son las leyes,

[12.39]

Si usted muere y no deja un testamento valido, según ley federal,  y el resto a los hijos. De no haber cónyuge al momento de la muerte, todo pasa a los hijos. De no haber cónyuge è hijos, los bienes pasan a sobrevivientes más cercanos.

[12.40]

Cuando un compositor muere, comúnmente deja una cantidad de documentos que pudrían considérese histórico y valioso para su familia, comunidad y tal vez para el mundo. También ocurre frecuentemente que estos mismos documentos se pierden por falta de acción o planificación por parte del compositor sus herederos. También ocurre que entidades de la comunidad piden estos documentos con unos fines comunitario y culturales y luego dispone de los mismos vendiéndolos, regalándolos, o peor, botándolos. Una anécdota: Una entidad que no voy a mencionar ha adquirido de los herederos de compositora, de forma gratuita mientras a comprado obras de arte hechas para la venta y comprando documentos históricos. A uno le pagan y a otros no. Cabe mencionar que aquellos que donan sus obras a este tipo de institución por lo general, en adición a no hervir compensación, tampoco reciben garantías de almacenaje, exposición, seguros contra robo, fuego, etc. Se han dado casos donde herederos de compositores han tratado de que se devuelvan los documentos y los mismos no han aparecido o aparecieron en condiciones deterioradas.

1ª Corintios 7:7
7 Sin embargo, yo desearía que todos los hombres fueran como yo. No obstante, cada cual ha recibido de Dios su propio don, uno de esta manera, y otro de aquélla.

Romanos 11:29
29 porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables.

[12.41]

Como vemos, serian tantas las complicaciones que seria tal vez mejor que no componga si estas casado y hay la mas remota posibilidad de que te divorcie o que te mueras ya que le dejaría a tus herederos una situación extremadamente complicada. Nadie que sepa en lo que se esta metiendo y es una persona cuerda aceptaría un albaceazgo ante tal situación. Imposiblemente compleja. El proceso de adjudicación de los bienes seria extremadamente largo en tiempo y probablemente termine en la corte.

[12.42]

Cuando Dios se divorcio de Israel, el encontró a otra novia, la iglesia, y es ahora en este presente siglo la que es favorita de Dios. Esto quizás sea difícil de entender para muchos porque se ha estado enseñando lo contrario, sin embargo esto no quiere decir que la verdad cambie.

[12.43]

La Persecución de Uno mismo

La Palabra de Dios nos enseña la preeminencia del amor. Lo máximo es el amor, así que la única motivación aceptada por Dios para unirse en matrimonio debe ser el amor. Cuando por cualquier otra causa se une una pareja en matrimonio, se cae en fornicación. No perdamos de vista que la Palabra de Dios identifica tres tipos básicos de relación sexual entre un hombre y una mujer, estas son el Adulterio, La fornicación y la unidad en una sola carne motivo del sagrado matrimonio. Por lo tanto cuando una pareja se une en matrimonio por soledad, por presión social, por interés económico o de cualquier otro tipo, por lástima, por gratitud, por deseo sexual, etc., etc. Menos por amor, esa pareja comienza una relación de fornicación, y no puede de ninguna manera ser bendecida por Dios.

[12.44]

¿Y que Pasa con los Ofensores?

Las parejas que se unen en matrimonio de esta manera, muy pronto comienzan a sufrir los estragos de su error. Al poco tiempo de estar casados se dan cuenta que no se toleran uno al otro y que lo que pudo ser excitante o emocionante al principio, repentinamente dejó de serlo y cada día que pasa se toleran menos. “El que este limpio de pecado que arroje la primera piedra,” Juan 8:3-11.

[12.45]

Por otro lado, esta el caso de los matrimonios entre Cristianos, que saben todo esto, conocen la Palabra de Dios, y pasado el tiempo dicen que no hay mas amor entre ellos, algunos incluso se atreven a decir que nunca hubo amor entre ellos, a efecto de aceptar que vivieron en fornicación, pedir perdón y casarse de nuevo. Para ellos que tenían el conocimiento pleno de lo que las Sagradas Escrituras enseñan sobre el matrimonio y el lecho sin mancilla, aplica. Si ambos son genuinos Cristianos deben ponerse en las manos de Dios y pedir amor uno por le otro, amor que Dios les va a conceder, pero si cualquier persona casada pues no hay cabida para el divorcio entre los Cristianos, y cuando uno de ellos cae en el pecado del adulterio, el Señor acepta que se separe pero que se quede sin casar de nuevo, animando con esto al perdón y a la restauración. Deberíamos prestar particular atención a la palabra todos en el capitulo primero de Juan versículo nueve.

[12.46]

Debiéramos hasta este punto revisar y recordar este texto en la escritura que habla a cada uno de nosotros acerca del juicio.

Mateo 7:2
2 Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá.

[12.47]

El apóstol Pablo que persiguió al mismo cuerpo de Cristo (ósea a la iglesia), fue constituido apóstol en el mismo cuerpo, ¿como podemos negar algo bíblico y ministerial a cualquier hombre o mujer? No perdamos de vista que la Palabra de Dios identifica tres tipos básicos de relación sexual entre un hombre y una mujer, estas son el adulterio, La fornicación y la unidad en una sola carne motivo del sagrado matrimonio.

[12.48]

Cuando un mentiroso conoce a un “engañador” o tramposo, el dice “yo soy un mentiroso” pero eso no es tan malo como un engañador.” ¿Por lástima, por gratitud, por deseo, esta pensando? etc. Menos por amor, esa pareja comienza una relación de, ¿y no puede de ninguna manera igual que el mismo pecado?

Santiago 2:10
10 Porque cualquiera que guarda toda la ley, pero tropieza en un punto, se ha hecho culpable de todos.

[12.49]

Vamos a pensar en el tema de este asunto ente nuestros propios ojos y sacar primero la viga de nuestro ojo antes de intentar sacar la del hermano. El tema de divorcio es sumamente importante y hasta un tanto polémico, así que debemos partir desde el principio es decir de la motivación.

Mateo 6:14-16
14 Porque si perdonáis a los hombres sus transgresiones, también vuestro Padre celestial os perdonará a vosotros.
15 Pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras transgresiones.

[12.50]

Enfocándose en la Excepción

En Mateo capitulo seis y en el versículo treinta y dos , Jesús dice, “Cualquiera que pone a su esposa en asunto de fornicacion, por el simple hecho de la fornicacion, la ha puesto en adulterio y cualquiera que se casa con ella aun de haberse divorciado, comete adulterio.”

[12.51]

Por otro lado, esta el caso de los matrimonios entre cristianos, que saben todo esto, conocen la Palabra de Dios, y pasado el tiempo dicen que no hay mas amor entre ellos, algunos incluso se atreven a decir que nunca hubo amor entre ellos, a efecto de aceptar que vivieron en fornicación, pedir perdón y casarse de nuevo. Para ellos que 1ª de Corintios capitulo siete verso cinco tenían el conocimiento pleno de lo que las sagradas escrituras enseñan sobre el matrimonio y el lecho sin mancilla, aplica que dice “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Si ambos son genuinos cristianos deben ponerse en las manos de Dios y pedir amor uno por le otro, amor que Dios les va a conceder, pues no hay cabida para el divorcio entre los cristianos, y cuando uno de ellos cae en el pecado del adulterio, el señor acepta que se separe pero que se quede sin casar de nuevo, animando con esto al perdón y a la restauración. Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera. Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer. En los casos donde solo uno es Cristiano, es decir que se unió en yugo desigual pese a que la Escritura instruye claramente sobre este particular, y con el paso del tiempo de da cuenta que no hay amor, la Biblia le dice que (Mateo 19:6) consienta en vivir junto con el incrédulo si es que este así lo acepta y si no, que se separe pero que de fornicacion o lo que es la (infidelidad).

[12.52]

Es por todo esto mucho muy importante para todos los cristianos, el conocer la Palabra y voluntad de Dios respecto a nuestras vidas en lo que se refiere al amor de pareja. Para quienes permanecen solteros, deben estar en permanente comunión con Dios a través de la oración pidiendo por sus parejas y por la persona que será su compañía de por vida. Los novios deben guardarse santos uno para el otro y validar su amor con la palabra de Dios. Ambos deben estar perfectamente seguros que se aman y que están dispuestos a compartir sus vidas para siempre. Y para quienes ya están casados deben permanecer puros uno para el otro, y orar a Dios día a día pidiendo amor para el cónyuge y que sea el Señor quien les mantenga unidos en amor por siempre.

[12.53]

Hay algunos matrimonios que están expresamente prohibidos por el derecho canónico, tales como el matrimonio entre primos, ya sean primos hermanos o primos segundos, así como también entre padrino y ahijada o madrina y ahijado. El primer matrimonio entre un hombre y una mujer, es honrado por la Iglesia a través de un servicio muy rico en simbolismos, que habla elocuentemente, sobre cuánta estima se guarda a la institución del matrimonio. Durante este sacramento, el sacerdote u obispo oficiante, invoca a Dios, a través de las oraciones propias del ritual, para unir a esa pareja en santo matrimonio. También que algunas veces, el bienestar espiritual de los cristianos atrapados dentro de un matrimonio resquebrajado y esencialmente, en la práctica, inexistente; justifica un divorcio con el derecho de uno o ambos cónyuges a contraer nuevas nupcias. El sacerdote de la parroquia está llamado a hacer todo lo posible por evitar el divorcio de la pareja, y deberá ayudarlos a resolver sus conflictos, pero si no lo logran, y, siempre y cuando hayan obtenido el divorcio o el adulterio.

[12.54]

Una vez mas Dios estaba casado con Israel pero cuando Israel cometió fornicacion espiritual (adulterio) El título de este tema sugiere que no debiera ser de interés para los Cristianos puesto que todos conocen el mandamiento de Dios que dice no cometerás adulterio” (Jeremías 3:8) y las palabras de Jesús quien dijo y a cualquiera que mirare a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón sin embargo aunque parezca poco creíble, Satanás a doblegado a algunos creyentes haciéndolos caer en el pecado del adulterio, pese a conocer esta prohibición.

Galatas 4:4-7
4 Pero cuando vino la plenitud del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley,
5 a fin de que redimiera a los que estaban bajo la ley, para que recibiéramos la adopción de hijos.
6 Y porque sois hijos, Dios ha enviado el Espíritu de su Hijo a nuestros corazones, clamando: ¡Abba! ¡Padre!
7 Por tanto, ya no eres siervo, sino hijo; y si hijo, también heredero por medio de Dios.

[12.55]

Muchos tratan de minimizar la excepción que Cristo dio en el texto de Mateo 5:32, pero la palabra del Señor es la palabra del Señor. ¿Porque se da el adulterio?, la primera causa es definitivamente falta de amor hacia el cónyuge, sin embargo hay quienes aseguran amar a su pareja sin embargo la engañan porque su relación se ha vuelto rutinaria, les falta comunicación y se sienten faltos de comprensión y amor.

2ª Pedro 3:16
16 Asimismo en todas sus cartas habla en ellas de esto; en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, que los ignorantes e inestables tuercen- como también tuercen el resto de las Escrituras- para su propia perdición.

[12.56]

Algunos de los que leen esto podrán decir, “Dentro de los argumentos que utilizan los adúlteros para justificar su actitud hay dos muy comunes, el primero es: “he dejado de querer a mi pareja ó, mi pareja no me ama” y el segundo es: “mi pareja no me satisface, porque no es complaciente o porque ya no me gusta”. Por supuesto hay un sin fin de argumentos más, pero estos dos se repiten constantemente. También sucede con mucha frecuencia que los adúlteros se “enamoran” uno del otro, esto cuando el pecado se comete con la misma persona, ya que hay quienes adulteran con diferentes personas. Recuerdo el caso de una creyente que me decía estar muy consciente de su pecado, sin embargo no podía volverse atrás ya que amaba a su amante, en este caso ambos eran casados y sus respectivos cónyuges ignoraban que estaban siendo engañados. Aunque nada justifica el adulterio delante de Dios, si debemos estar muy conscientes que la falta de atención, respeto y de amor hacia nuestra pareja, así como la indiferencia o falta de atención a la relación sexual puede orillar al adulterio. He conocido casos donde varones cristianos se sienten rechazados por sus mujeres quienes piensan que la unión sexual no es bien vista delante de Dios o las hay, quienes sencillamente no sienten el deseo sexual con la misma intensidad a al mismo tiempo que ellos y prefieren postergar la relación, con lo que ellos se sienten rechazados y piensan que no se les quiere.

Salmos 51:17
17 Los sacrificios de Dios son el espíritu contrito; al corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás.

Mateo 12:20
20 No quebrará la caña cascada, ni apagará la mecha que humea, hasta que lleve a la victoria la justicia.

[12.57]

La mujer Samaritana que vino a Jesús toda lastimada y herida recibió el poder y la sanidad de las aguas vivas. Ella tuvo un corazón contrito y humillado y señalo a Jesús a toda su comunidad. ¿Fue su vida digna de seguir? ¿Acaso Jesús la condeno o solo la utilizo de la manera que ella era? Que Dios nos de a todos el mismo corazón de perdón que Jesús tuvo y la misma gracia que el dio.