La Iglesia

Nota: Para entender apropiadamente la posición del escritor, por favor lea el mensaje del autor en la sección “Para el Lector

[17.1]

La palabra “iglesia”

Cuando yo pronuncio la palabra “iglesia”, ¿que es lo primero que se le viene a la mente? ¿Piensa usted en pináculos, vitrales, bancas o pupitres, sermones de los domingos por la mañana y todo ese asunto? Por definición una iglesia en su original griego “Ekklesia,” quiere decir que es un llamado. En el libro de Corintios en su segunda carta capitulo 6:17-18, Pablo escribe lo siguiente: Por tanto, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor; y no toquéis lo inmundo, y yo os recibiré. Y yo seré para vosotros padre, y vosotros seréis para mí hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. ¿Y de donde se supone que tengamos que salir, o más bien de entre quienes debemos de salir? En el libro de Juan capitulo 17:16, Jesús nos responde esta pregunta cuando el nos dice: “Ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.” Las cosas de este mundo son creadas por la mano del hombre; las cosas de Dios son creadas por Dios únicamente. La iglesia del Nuevo Testamento es la iglesia que Jesús y sus discípulos diseñaron y construyeron. La pseudo iglesia de hoy en día es solamente algo falso creado por el hombre y que por lo tanto pertenece al mundo.

[17.2]

De su Iglesia a la Nuestra

¿Y como es que nos deshicimos de la amante iglesia de los apóstoles y nos envolvimos en una iglesia llena de orgullo, división y absorción? ¿Qué no es acaso lo que vemos hoy en día? ¿Y como lo logramos? Lo hemos hecho por no seguir las tradiciones que los apóstoles de Jesucristo nos han dejado. Por escuchar a los falsos profetas, falsos apóstoles y falsos maestros quienes para incrementar sus egoístas ambiciones, nos han llevado a una iglesia de falsedad.

2ª Pedro 2:1
1 Pero se levantaron falsos profetas entre el pueblo, así como habrá también falsos maestros entre vosotros, los cuales encubiertamente introducirán herejías destructoras, negando incluso al Señor que los compró, trayendo sobre sí una destrucción repentina.

1ª Timoteo 4:1-5
1 Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios,
2 mediante la hipocresía de mentirosos que tienen cauterizada la conciencia;
3 prohibiendo casarse y mandando abstenerse de alimentos que Dios ha creado para que con acción de gracias participen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.
4 Porque todo lo creado por Dios es bueno y nada se debe rechazar si se recibe con acción de gracias;
5 porque es santificado mediante la palabra de Dios y la oración.

2ª Timoteo 3:1-5
1 Pero debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos difíciles.
2 Porque los hombres serán amadores de sí mismos, avaros, jactanciosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, irreverentes,
3 sin amor, implacables, calumniadores, desenfrenados, salvajes, aborrecedores de lo bueno,
4 traidores, impetuosos, envanecidos, amadores de los placeres en vez de amadores de Dios;
5 teniendo apariencia de piedad, pero habiendo negado su poder; a los tales evita.

1ª Juan 4:1-2
1 Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo.
2 En esto conocéis el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios;

[17.3]

Una Idea Mejor

¿Cómo es que alguien podrá creer que podamos ser mejores que la misma perfección de Dios? Seria igual que construir una montaña con todo nuestro orgullo, si creyéramos que podemos construir una iglesia mejor que la que Cristo nos dejo. En primer lugar, la iglesia no es nuestra para que la andemos cambiando y ni siquiera nos pertenece pues jamás la hemos comprado a precio de sangre: como lo hizo Jesucristo al derramar su preciosa sangre sin pecado en la cruz del Calvario.

1ª Corintios 1:25-26
25 Porque la necedad de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres.
26 Pues considerad, hermanos, vuestro llamamiento; no hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;

[17.4]

No se atemorice, pues lo que carecemos de fe nos sobra de orgullo y vanagloria. Aunque sabiendo que Cristo es perfecto y el hombre es un corrupto, creímos ser demasiado capaces de poder mejorar la iglesia que Jesús nos dejo. ¿Acaso hay algún pasaje en el Nuevo Testamento que nos de la autoridad para hacer esto? ¡Claro que no! Por el contrario el apóstol Pablo haciendo eco del profeta Isaías nos escribe:

Hechos 7:48-50
48 Sin embargo, el Altísimo no habita en casas hechas por manos de hombres; como dice el profeta:
49 El cielo es mi trono, y la tierra el estrado de mis pies; ¿qué casa me edificaréis?- dice el Señor- ¿O cuál es el lugar de mi reposo?
50 ¿No fue mi mano la que hizo todas estas cosas?

[17.5]

Al igual que el slogan de la compañía Ford hace unos cuantos años y que fue: “nosotros lo hacemos mejor.” Así nuestros bien intencionadas mejorías solo han conseguido que su iglesia pase a ser ‘nuestra” iglesia únicamente. Lo que me preocupa ahora es, que el nunca prometió regresar por nuestra iglesia; sino que el prometió regresar exclusivamente por su iglesia.

[17.6]

Una Casa Dividida

La rebelión, disensión y división que vemos hoy en día, no comenzó únicamente en este periodo o siglo. Y ni siquiera comenzó en la famosa edad oscura con Constantino. Comenzó en el mismo primer siglo con los apóstoles. Mucho antes que se secara la tinta de las escrituras, el enemigo ya andaba esparciendo semillas de división, juntamente con las semillas del denominacionalismo.

1ª Corintios 1:10-13
10 Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos os pongáis de acuerdo, y que no haya divisiones entre vosotros, sino que estéis enteramente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer.
11 Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay contiendas entre vosotros.
12 Me refiero a que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo, yo de Apolos, yo de Cefas, yo de Cristo.
13 ¿Está dividido Cristo? ¿Acaso fue Pablo crucificado por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?

[17.7]

Algunos ejemplos mas son:

Judas 1:4
4 Pues algunos hombres se han infiltrado encubiertamente, los cuales desde mucho antes estaban marcados para esta condenación, impíos que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan a nuestro único Soberano y Señor, Jesucristo.

1ª Juan 2:18-19
18 Hijitos, es la última hora, y así como oísteis que el anticristo viene, también ahora han surgido muchos anticristos; por eso sabemos que es la última hora.
19 Salieron de nosotros, pero en realidad no eran de nosotros, porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron, a fin de que se manifestara que no todos son de nosotros.

1ª Timoteo 1:19-20
19 guardando la fe y una buena conciencia, que algunos han rechazado y naufragaron en lo que toca a la fe.
20 Entre los cuales están Himeneo y Alejandro, a quienes he entregado a Satanás, para que aprendan a no blasfemar.

2ª Timoteo 4:14
15 Tú también cuídate de él, pues se opone vigorosamente a nuestra enseñanza.

Tito 1:10
10 Porque hay muchos rebeldes, habladores vanos y engañadores, especialmente los de la circuncisión,

Galatas 2:12
12 Porque antes de venir algunos de parte de Jacobo, él comía con los gentiles, pero cuando vinieron, empezó a apartarse y retraerse, porque temía a los de la circuncisión.

[17.8]

En Mateo 12:25, Jesús les dijo a sus discípulos: “Y conociendo Jesús sus pensamientos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no se mantendrá en pie.” Hermanos, estamos viviendo en tiempos muy difíciles y problemáticos; el enemigo esta como león rugiente, buscando a quien devorar, según nos dice 1 Pedro 5:8. Primero el nos engaña diciéndonos que Jesús puede ser nuestro salvador aun cuando el no sea nuestro amo y Señor. Posteriormente nos convence de que nosotros somos parte de la iglesia de Dios, si llenamos un templo hecho de manos o si nos unimos a una secta tratando de imitar así a la iglesia imaginada por la mente del hombre; una simple organización del hombre. El denominacionalismo es los que debemos entender como sinónimo de división. Existe en verdad, pero existe solamente para dividir. Nos lava y prepara el cerebro con la idea de “nosotros” o “ellos” y así creamos el divisionismo. Después El nos lleva a una sarta de doctrinas y reglas impuestas por el hombre, que al final nos atraparan en un lazo de muerte.

[17.9]

Desde que usted se convirtió en cristiano, ¿ha tenido que cambiar alguna de sus posturas por adquirir una mayor verdad? Muchos de nosotros así lo hemos hecho. ¿Ha visto usted alguna vez, a alguna denominación cambiar de postura doctrinal? Yo jamás lo he visto. Para asegurarse de que sus errores doctrinales los seguirán pasando de mano en mano por mucho tiempo, ellos han instituido escuelas, seminarios y universidades que han sido diseñadas para continuar sus tradiciones de generación en generación. La iglesia ha tenido la responsabilidad de equipar a los santos para la obra del ministerio y es por esa razón que Dios nos ha dado apóstoles a su iglesia, evangelistas y sacerdotes según vemos en Efesios 4:11-12. Hay tres niveles en los cuales se puede percibir o ver a una iglesia. Pero irónicamente Cristo solo vea la iglesia como una sola. Esta congrega a todos los hermanos redimidos, del pasado, del presente y del futuro. Los apóstoles vieron a la iglesia como parte total de un cuerpo. Y cada parte de ese cuerpo representaba a cada ciudad en donde los hermanos se reunían como iglesia, justo como lo hicieron en el primer siglo en Roma, Corinto y en Efeso, etc. Por ultimo observamos como las como las congregaciones independientes que se reunían en varias casas dentro y fuera de la ciudad o en un pueblo eran conocidas como iglesias según lo podemos ver en los libros de Romanos 15:5, 1ª Corintios 16:19, Colosenses 4:15 y Filemón 2 y que se reunían en las casas de Aquila, Ninfa y Aquipo.

[17.10]

La iglesia o Ekklesia comúnmente es nombrada o conocida como “el cuerpo de Cristo,” según nos dice 1 Corintios 12:27. Cada asamblea es considerada como miembro del mismo cuerpo según nos dice Romanos 12:5. Como grupos independientes somos miembros de toda una asamblea según nos dice 1ª Corintios 12:27 la cual es parte del cuerpo de Cristo. ¿Y por que un cuerpo? ¿Por qué no una organización? ¿Cuál es la diferencia? El diccionario Webster nos dice que una organización es “el acto o proceso de organizar o ser organizado.” Un cuerpo como organismo es muchísimo muy diferente a una organización. ¿Y que tan diferente? El cuerpo es un organismo y por lo tanto tiene vida en si mismo, mientras que una organización es administrada en conjunto para que tenga vida y no tiene vida en si misma en su totalidad.

[17.11]

El diccionario Webster define a un organismo como: una compleja estructura de elementos independientes y subordinados y cuyas relaciones y propiedades están grandemente determinadas por sus funciones como un todo. La iglesia de Cristo y que el diseño y construyo juntamente con sus apóstoles es un organismo y no una organización y debe y funciona como una sola.

[17.12]

Denominaciones

Una denominación es una organización y no un organismo, pues ya hemos visto que no hay vida en ella. Es solamente una corporación y compañía bien disfrazada con todo lo siguiente:

  1. Un manejo a nivel grande
  2. Reglas y beneficios hechos por el hombre
  3. Leyes que se deben cumplir
  4. Relaciones de empleado y empleador
  5. Promoción y Gerencia
  6. Compensaciones por proyectos ambiciosos
  7. El éxito se mide por el tamaño, la influencia y las ganancias

[17.13]

Un organismo tiene una cabeza y un corazón al igual que un cuerpo humano y funciona como un todo al igual que una familia. Al igual que la familia ya sea espiritual o natural, todos sus miembros se reportan con la cabeza. La iglesia se congrega y se mantiene por la relaciones de amor que la mantienen fuerte aun en las tormentas mas duras de la adversidad que comúnmente vienen y la zarandean. Esta motivada por el amor y la lealtad y su éxito es mesurado y medido por la unidad en la obediencia según podemos ver en el los libros primera de Corintios 1:10 y 1ª Juan 2:3-4.

[17.14]

Autoridad

En un organismo, toda la autoridad fluye directamente de la cabeza hacia todas las partes del cuerpo, vistas o no vistas. Todas las partes deben de someterse a la voluntad de la cabeza. La cabeza del cuerpo que en este caso viene siendo la iglesia es Jesucristo como lo vemos en Colosenses 1:18.

[17.15]

Vida

Un organismo tiene vida inicial dada por su creador, pero la continuidad de sus miembros, brazos, piernas y demás, se suple por todos los miembros quienes suplen con una corriente continua de vida lo cual es (la sangre).

Efesios 4:16
16 de quien todo el cuerpo (estando bien ajustado y unido por la cohesión que las coyunturas proveen), conforme al funcionamiento adecuado de cada miembro, produce el crecimiento del cuerpo para su propia edificación en amor.

1ª Corintios 12:25:27
25 a fin de que en el cuerpo no haya división, sino que los miembros tengan el mismo cuidado unos por otros.
26 Y si un miembro sufre, todos los miembros sufren con él; y si un miembro es honrado, todos los miembros se regocijan con él.
27 Ahora bien, vosotros sois el cuerpo de Cristo, y cada uno individualmente un miembro de él.

[17.16]

Al igual que los miembros del cuerpo, la vida de cada célula, se lleva de una célula a otra célula. La vida de una fruta depende de las ramas secundarias que reciben su vida de las ramas principales quien a su vez reciben su vida del tronco de la viña ¿Se ha dado cuenta usted alguna vez que la manzana, durazno o cualquier otro árbol de frutos no tienen ningún fruto en ninguna de sus ramas principales? El tronco principal del árbol no lleva en si ningún fruto. Así mismo las ramas principales no llevan fruto, sino que las ramas más pequeñas son las que llevan fruto, las más pequeñas y las más débiles son las que llevan todo el fruto. En Juan 15:1-8 Jesús nos dice que el es la viña y que nosotros somos las ramas. Las ramas llevan fruto, como el nos lo dice en el versículo ocho. El nos dice que glorificaremos al Padre si como discípulos llevamos mucho fruto delante de el. Nótese que la palabra discípulo esta en plural. Pensemos en el árbol como toda una entidad y como si fuese la iglesia universal. Las ramas principales como los lugares, las ciudades y pueblos a las cuales Dios ha enviado su mensaje de buenas nuevas. Las sub ramas que son aquellas ramas secundarias, son esas pequeñas asambleas de discípulos a los que nos referimos como a las iglesias en casa. En estas pequeñas y frágiles iglesias que Dios ha escogido para propagación de su palabra y reproductividad y crecimiento de su reino aquí en la tierra. Pero sin la rama principal o el tronco principal o la viña (que es Jesús) las ramas pequeñas o grandes no podrán dar fruto alguno.

Juan 15:5
5 Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí, y yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer.

[17.17]

La vida espiritual que nosotros debemos de seguir de un miembro (o persona) a otro, y de una asamblea a otra y si no lo hacemos así, moriremos. Dependemos de Cristo únicamente en su autoridad, pero dependemos el uno del otro para la vida espiritual.

[17.18]

Si yo le pidiera que se torciera el dedo y usted lo hiciera, y yo le preguntara de donde viene la autoridad que le permitió torcerse el dedo, usted me respondería que “fue la cabeza” la que le ordeno hacerlo. Lo mismo pasaría con un brazo o con una mano. Si yo sugiriera que el movimiento primero proviene de la mano, estaría hablando de algo totalmente incorrecto. ¿Que pasaría si yo le pidiera que se torciera el dedo lo mas duro que pudiera usted? ¿Qué le sucedería? Su dedo cambiaria de color y después de un tiempo moriría por falta de circulación y de aire ¿no es cierto? Lo ve usted, toda autoridad proviene de la cabeza, pero la vida se mantiene y se suple de los mismos miembros. Lo mismo pasa con la iglesia.

[17.19]

¿Que es una denominación? Una Denominación es:

Así que no olvidemos lo que es una denominación. Una denominación son dos o mas iglesias que se congregan regularmente y que comparten un liderazgo común, (un líder común para todas las iglesias) en todos las estructuras y niveles. Un grupo de asambleas que comparten el mismo nombre e imponen un incambiable sistema de creencias. Una conferencia de asambleas que se ponen de acuerdo en someterse bajo un numero incambiable de doctrinas.

[17.20]

Cambio

Si alguna vez usted tuviera que cambiar su postura en una doctrina, podría ser tal vez lo mismo que arrancarle de la raíz algo del corazón. ¿Cuantos de ustedes han tenido que hacer esto? ¿Ha intentado usted alguna vez cambiar una denominación dentro de una denominación? Es casi imposible. Y realmente nunca he visto que suceda. La iglesia institucional, la iglesia de línea, o independiente nunca cambia. No solamente no se someten a la verdad que se les pone frente a frente, sino como ya se ha dicho antes, ellos mas bien continúan pasando sus doctrinas herejes a las generaciones que vienen detrás de ellos, aquellos que serán los lideres en sus escuelas bíblicas y seminarios. Pero, ¿Cuándo fue que Dios le dio permiso a la iglesia de tener la gran responsabilidad de enseñar a “otros y estos a otros” y de que ellos prepararan discípulos para el ministerio?

2ª Timoteo 2:2
2 Y lo que has oído de mí en la presencia de muchos testigos, eso encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

Efesios 4:11-12
11 Y El dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros,
12 a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo;

[17.21]

¿Cuando fue que Dios nos dio permiso de profesionalizar a los maestros que el ha elegido? ¿Cuándo es que el cambio el proceso de selección por medio de integridad individual y lo cambio a seleccionar ministros por medio de currículo y profesión? ¿Será acaso que mal entiendo lo que me dicen los libros de 1ª de Corintios 1:17-31 y 2:10-11?

1ª Corintios 1:17-31
17 Pues Cristo no me envió a bautizar, sino a predicar el evangelio, no con palabras elocuentes, para que no se haga vana la cruz de Cristo.
18 Porque la palabra de la cruz es necedad para los que se pierden, pero para nosotros los salvos es poder de Dios.
19 Porque está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, y el entendimiento de los inteligentes desecharé.
20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde el polemista de este siglo? ¿No ha hecho Dios que la sabiduría de este mundo sea necedad?
21 Porque ya que en la sabiduría de Dios el mundo no conoció a Dios por medio de su propia sabiduría, agradó a Dios, mediante la necedad de la predicación, salvar a los que creen.
22 Porque en verdad los judíos piden señales y los griegos buscan sabiduría;
23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, piedra de tropiezo para los judíos, y necedad para los gentiles;
24 mas para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es poder de Dios y sabiduría de Dios.
25 Porque la necedad de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres.
26 Pues considerad, hermanos, vuestro llamamiento; no hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;
27 sino que Dios ha escogido lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a lo que es fuerte;
28 y lo vil y despreciado del mundo ha escogido Dios; lo que no es, para anular lo que es;
29 para que nadie se jacte delante de Dios.
30 Más por obra suya estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual se hizo para nosotros sabiduría de Dios, y justificación, y santificación, y redención,
31 para que, tal como está escrito: El que se gloría, que se gloríe en el Señor.

1ª Corintios 2:10-11
10 Pero Dios nos las reveló por medio del Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun las profundidades de Dios.
11 Porque entre los hombres, ¿quién conoce los pensamientos de un hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Asimismo, nadie conoce los pensamientos de Dios, sino el Espíritu de Dios.

[17.22]

Hablando de la Misma Cosa

1ª Corintios 1:10
10 Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos os pongáis de acuerdo, y que no haya divisiones entre vosotros, sino que estéis enteramente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer.

[17.23]

La unidad es una meta pero se debe de trabajar en conjunto para lograrla. Claro que es obtenible, pero debemos de ser primeramente libres para contribuir al entendimiento de otros y ser persuadidos y corregidos cuando seamos confrontados con nuevas y mejores verdades. Debe ser nuestra elección el estar juntos, estar de acuerdo, trabajar juntos; nunca jamás se debe de hacer a través de los esfuerzos de una denominación o los esfuerzos de un solo hombre, sino mas bien por la enseñanza de la verdad que será hecha a través de la guía y dirección del Espíritu Santo. La verdadera iglesia esta hecha de pequeñas células (o asambleas). Asambleas del cuerpo de Cristo que se ponen de acuerdo en unidad, en amor y en lazos de amistad. No que se reúnan bajo el abrigo de una denominación o bajo el nombre de nadie o que compartan un mismo número de doctrinas, sino más bien que Dios sea su Señor y así que se mantengan devotamente a mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

Efesios 4:3
3 esforzándoos por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

[17.24]

Cada célula tiene un núcleo en el centro y el núcleo de una iglesia independiente y pequeña es exactamente Jesucristo. El es la cabeza y la fuerza genética reproductiva detrás del carácter y del crecimiento de cada iglesia que se reúne en casa para congregarse en busca de Dios.

[17.25]

¿Como se Define un Núcleo?

El diccionario Webster lo define de la siguiente manera:

  1. Un núcleo es la parte central o esencial alrededor de la cual otras partes se agrupan o se colectan; el centro.
  2. (Biológicamente) Una estructura dentro de una célula viviente que contiene la materia hereditaria de la célula y que controla el metabolismo, crecimiento y reproducción.
  3. (En el campo de la física) El centro positivamente cargado en el corazón del átomo, compuesto de protones y neutrones y que contiene casi toda la masa del átomo.

[17.26]

¿Qué es un átomo? Un átomo es la partícula más pequeña de las partículas. ¿Qué es una célula? La más pequeña de las unidades estructurales de un organismo que es capaz de tener función independiente. ¿Qué es una iglesia en casa? Una iglesia en casa es el miembro más pequeño dentro del organismo de la iglesia que es capaz de funcionar independientemente. Es por eso que la iglesia es llamada el cuerpo de Cristo, ya que la naturaleza misma ha sido el modelo para ella misma y se ha basado en ella para describirla.

[17.27]

La Iglesia en Casa

¿Que tan grande tiene que ser una asamblea para que sea considerada una iglesia de acuerdo a Mateo 18:20? No necesita ser mas grande que de dos o tres miembros.

Mateo 18:20
20 Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

[17.28]

La iglesia en casa podrá ser muy o demasiado frágil, tal vez pequeña en la mayoría de los casos, pero reacuérdese que si somos fieles en ministrar a otros, Dios nos dará el crecimiento

1ª Corintios 3:7
7 Así que ni el que planta ni el que riega es algo, sino Dios que da el crecimiento.

Hechos 2:47
47 alabando a Dios y hallando favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día al número de ellos los que iban siendo salvos.

[17.29]

Muchos hoy en día piensan que aquellos de nosotros que hemos escogido regresar a la iglesia del Nuevo Testamento nos hemos enfocado solamente a reunirnos en las casas. Casi al igual que los bautistas que, creen en la inmersión total o la salvación eterna, o los metodistas que creen en un sistema preescrito para el estudio de la palabra. O tal vez a algunos otros como las asambleas de Dios que promueven los dones espirituales o los adventistas del séptimo día que se reúnen los sábados únicamente y así de este modo se piensa que los que nos reunimos en casa hemos levantado únicamente una nueva tendencia, una excusa para ser diferente y eso no es verdad.

[17.30]

El reunirse en una casa es seguir el modelo del Nuevo Testamento para las iglesias. Esto trae a la iglesia un modelo de familia, porque es en este estilo y forma o esquema que Dios ha escogido que sea celebrada así la iglesia. Dios quiere que su iglesia sea una familia. Este es el modelo que el ha escogido. La razón por al que la llamamos Padre y los unos a los otros como hermanos y hermanas, es porque es precisamente porque el quiere que seamos una familia. Somos primero antes que todo una familia; la familia de Dios según vemos en Romanos 8:14-17. Cuando pensamos en pertenecer a la familia de Dios, no debemos de pensar en un edificio, de la misma manera que conocemos el templo del rey David. Somos los hijos de Dios. ¿Cuántas veces ha oído usted decir a los hermanos que aprenden mas de las reuniones en la casa para el estudio de la Biblia que reuniéndose los domingos para escuchar el sermón? ¿Y por que es esto así? Porque esta manera y estilo de hacerlo es una manera íntima y la manera de hacerlo y reunirnos en casa es lo que Dios intento desde el principio según podemos ver en las siguientes citas: Romanos 16:5, 1ª Corintios 16:19, Colosenses 4:15, Filemos 2, Hechos 5:42, Hechos 20:20 y Hechos 7:48-49.

[17.31]

Lo que una Iglesia en Casa No Hace

Reunirse en casas, como asambleas independientes es de hecho un gran esfuerzo, pero también déjenme decirles lo que no hacemos como iglesia en casa. Nos damos cuenta y sabemos muy bien que muchos hermanos siguen asistiendo a su iglesia tradicional o de institución, así que no pasamos tiempo atacando alguna denominación es particular. Nos damos cuenta de que dentro de la iglesia de sistema institucional hay muchos que comparten el amor por Cristo, pero que también hay otros que creen que su puro testimonio es lo que los va a salvar. Y el resultado que se tiene es que algunos de los que atienden a la iglesia tradicional entraran al reino de Dios, pero algunos otros no lo harán. Usted mismo se puede dar cuenta de quienes son, solo por al manera en que se comportan. Los conocemos por sus frutos. Ya sea que lleven o no fruto según nos dice Mateo 7:20 y es así de esa manera que los reconocemos por esos frutos. Los verdaderos creyentes enseñan las verdades de la palabra de Dios, mientras que los falsos no lo hacen como según leemos en 1ª Juan 2:3-4) Y eso se aplica de la misma manera a las iglesias en casa. Nosotros no elevamos a los siervos de Dios o a sus enseñanzas a una posición elevada o especial. Y así de este modo no nos convertimos en la iglesia de Pablo, de Apolos, de Cefas, de Cristo, Lucero, Wesley, Williams, Simmons, Graham, Copeland, Roberts, Viola, Ruts, Edwards o James. Es incorrecto el usar a estos hombres para dividir el cuerpo de Cristo y si estos hombres permitieron que se les elevara a tal grado, y ser nombrados de tal manera, entonces ellos tendrían mas bien que ser rehuidos y evadidos según nos dice Romanos 16:17. En otras palabras debo decir que se debe huir de ellos.

[17.32]

Reunirnos de la manera simple en que nosotros lo hacemos, en una casa, se nos permite escoger los materiales que necesitamos y así ayudar a otros, sin necesidad de que se desperdicie nada. No necesitamos comprar o construir un edificio de millones de dólares para congregarnos en el. No construimos altares, bancas o vitrales. No imprimimos los programas dominicales. No necesitamos comprar un órgano u organizar un coro muy elegante. No les pagamos a los pastores, asistentes, pastores de jóvenes, evangelistas, profetas o a los apóstoles. No les pagamos a los directores del coro, los que tocan el piano, a los cantantes o a los otros músicos. No le necesitamos pagar a la secretaria, gente de limpieza o a los que nos arreglan el jardín. No compramos casas o carros para nuestros pastores. No les reembolsamos dinero por la gasolina que han gastado en ira visitar al enfermo o al necesitado. No gastamos en remodelar o mantener nuestro edificio. No pagamos electricidad, gas, por que se lleven la asura, por línea telefónica, impresoras, o diezmos u ofrendas a alguna denominación u oficinas centrales, para apoyar a su administración o a su aplanes de retiro, planes médicos, dentales o pagar vacaciones. Somos mas bien libres de vivir por fe y usar los recursos de Dios de la manera que el dijo que se usaran según vemos en Mateo 25:31-46. Somos libres de ayudar al pobre, al ciego, sordo, invalido, huérfano y a las viudas.

[17.33]

Tenga Cuidado

Las iglesias en casa nunca se deben de formar solo alrededor de un líder en especial o basados en su revelación especial de la palabra de Dios, a menos de que el líder sea Jesucristo. Cuando esto ocurra, la división será lo mas inminente que pase y Dios no quiere ninguna división dentro de su iglesia como según leemos en 1ª Corintios 12.

1ª Corintios 1:10-13
10 Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos os pongáis de acuerdo, y que no haya divisiones entre vosotros, sino que estéis enteramente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer.
11 Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay contiendas entre vosotros.
12 Me refiero a que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo, yo de Apolos, yo de Cefas, yo de Cristo.
13 ¿Está dividido Cristo? ¿Acaso fue Pablo crucificado por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?

Efesios 4:1-3
1 Yo, pues, prisionero del Señor, os ruego que viváis de una manera digna de la vocación con que habéis sido llamados,
2 con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor,
3 esforzándoos por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

Filipenses 2:1-4
1 Por tanto, si hay algún estímulo en Cristo, si hay algún consuelo de amor, si hay alguna comunión del Espíritu, si algún afecto y compasión,
2 haced completo mi gozo, siendo del mismo sentir, conservando el mismo amor, unidos en espíritu, dedicados a un mismo propósito.
3 Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo,
4 no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.

[17.34]

La Responsabilidad

Aquellos que se han regresado a la iglesia que Dios construyo, creen que el cuida de cada una de las que el dirige. De esa manera cada miembro es responsable ante el y ante su palabra. Si alguno proclama que ser responsable ante Jesucristo es lo mismo que no ser responsable en todo, entonces aquel h anegado a Cristo. Los siervos enviados por Jesucristo, representan su autoridad únicamente, pues ya que sus siervos no heredad autoridad de si mismos como según vemos en Mateo 21:33-40. A las esposas se les instruye a que obedezcan a sus esposos como al Señor. A los hijos a que obedezcan a sus padres como al Señor. A los siervos se les invita a que sirvan a sus amos como si sirvieran al Señor a través de ellos, como vemos en 1ª Corintios 7:23.

2ª Corintios 4:5
5 Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús como Señor, y a nosotros como siervos vuestros por amor de Jesús.

Efesios 6:5-6
5 Siervos, obedeced a vuestros amos en la tierra, con temor y temblor, con la sinceridad de vuestro corazón, como a Cristo;
6 no para ser vistos, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, haciendo de corazón la voluntad de Dios.

1ª Pedro 2:13-16
13 Someteos, por causa del Señor, a toda institución humana, ya sea al rey, como autoridad,
14 o a los gobernadores, como enviados por él para castigar a los malhechores y alabar a los que hacen el bien.
15 Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis enmudecer la ignorancia de los hombres insensatos.
16 Andad como hombres libres, pero no uséis la libertad como pretexto para la maldad, sino empleadla como siervos de Dios.

Judas 1: 9
9 Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo y disputaba acerca del cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.

[17.35]

Si nosotros como hijos de Dios no somos responsables ante Dios en lo secreto de nuestra vida, ¿Cómo es que seremos responsables ante los hombres? Nuestra responsabilidad personal es lo que nos hace responsables los unos con los otros. Un rebaño apaleado por una pseudo autoridad o con una educación pobre en la palabra de Dios, será presa fácil del lobo. Un rebaño bien equipado en la palabra y entrenado para ser un buen líder fuerte y buen discípulo, deberá ser quien provea de animo que se necesite para alimentar a otros y enseñar a otros a como ser lideres. Por un tiempo puede que sea fácil esconder nuestros pecados de los demás hermanos, pero jamás será posible esconder un pecado ante Dios. Si algún hombre no tiene que ser o dar cuentas ante Dios, entonces tampoco tendrá que dar cuenta ante ningún hombre. Podemos decir en ese sentido que a diferencia de las demás iglesias de varias denominaciones que se regulan humanamente en estructuras, todos los miembros del cuerpo de Cristo son responsables ante Dios únicamente y no ante ningún obispo o sacerdote. Acuérdese que si olvidamos lo que una denominación es, pronto caeremos en una de ellas. En las iglesias en casa del Nuevo Testamento, el orgullo del liderazgo es grandemente minimizado. ¿Y por que? ¿Que tan orgulloso o vanaglorioso se puede poner un líder de una iglesia que sea mas pequeña que un grupo que se reúne en casas? Si usted es líder de cientos de miles de personas puede entonces convertirse en uno de tantos Jimmies como lo fueron: Jimmy Jones, Jimmy Baker o Jimmy Swaggert.

[17.36]

Imperios y Reinos

Los imperios espirituales se levantan en el nombre de Cristo para alimentar sus ambiciones egoístas y para alimentar el ego de quienes las crean. Ellos producen una mentalidad de “ellos y nosotros” entre sus seguidores ciegos. Es el viejo y antiguo juego en donde unos controlan a los otros para ganar poder, dominio y gloria. Aquellos que construyen el reino, el reino de Cristo, no necesitan reconocimiento, ni tampoco lo buscan. Su apetito es hacer la voluntad del Padre. Ellos buscan solo a los perdidos, a los heridos, confusos y a los del rebaño y su preocupación es el ministrar a aquellos y darles confort.

[17.37]

Las Iglesias en Casa como Denominación

¿Existe acaso algo así como la iglesia en casa como denominación? La respuesta con gran dolor es si. Usted podrá preguntarse que es la denominación de las iglesias en casa y la respuesta es la misma que la que fue en aquellos días de la Iglesia Primitiva como según vemos en 1ª Corintios 1:11-13. Una denominación de las iglesias en casa son aquellas iglesias que se reúnen bajo el mismo techo o liderazgo de un líder humano. El ministerio de Pablo fue el de plantar nuevas iglesias entre los gentiles. El además les ofreció su consejo y su ayuda cuando la necesitaban. El escogió a líderes para que cuidaran y se encargaran de las asambleas, cuidaran del rebaño y prepararan gente para el ministerio. Aunque una iglesia en casa se reunía en la casa de Aquila y Priscila y otra se reunía en la casa de Ninfa y otra mas se reunía en la casa de Arquito, es demasiado dudoso que alguno de ellos tuviera responsabilidad de una de las iglesias en las que el o ella no se reunía, sino solo en aquella en donde compartía su compañerismo con los demás.

[17.38]

Otra razón para creer que ellos se reunieron y se guiaban bajo el liderazgo diferente de cada uno de los que lideraba en cada uno de las casas, era que ellos vivían en lugares diferentes. Yo soy el líder de una iglesia en casa, yo soy el obispo seleccionado de entre los ancianos de la iglesia para velar por el rebaño de Dios. Si yo llegase a cuidar de más de una iglesia que la que estoy liderando, entonces me convertiría en un cardenal, pero eso no lo vemos en ninguna parte del Nuevo Testamento. Si yo dirigiera a más de doscientas asambleas entonces me convertiría en ejecutivo de la iglesia y en un líder denominacional. Si tan solo yo dirigiera a cien, aun así si seria un líder denominacional. Lo mismo será si tengo o lidero a cincuenta, diez o hasta dos únicamente. Es difícil para nosotros cambiar cuando somos confrontados con la luz de la verdad, entonces imaginase cuan difícil será cambiar a toda una denominación. Jesús lo intento como nos dice el libro de Marcos en su capitulo seis, versículos del uno al seis, e intentaron matarle por lo que intentaba hacer. Lo mismo pasa aun en estos días

[17.39]

Si las semillas de el denominacionalismo ya se estaban propagando desde el primer siglo, como nos lo comenta 1ª Corintios 1:11-13, ¿entonces que no se puede esperar hoy en estos días? El hecho es que las semillas de la división ya se están sembrando por aquellos que están más interesados en sembrar y construir su propio imperio que el imperio de Dios. Estas son las mismas semillas que cayeron del árbol del bien y del mal que separaron al hombre de su comunicación con Dios. Las mismas semillas que produjeron que Caín tuviera odio por su hermano Abel. Usted podrá encontrar las misma semillas de odio regadas entre la siembra de Dios, creciendo entre el fruto de Dios, asemejándose como fruto verdadero, pero destruyendo la cosecha de los Ángeles de Dios y como resultado nosotros seremos destruidos por ellos. Ellos crecen alrededor de nosotros, aun en este momento que intentamos regresar al modelo de la iglesia primitiva. Esta es la iglesia de la que habla Jesucristo en Mateo 7:22-23, Mateo 25:41 y Lucas 6:46.

Mateo 7:22-23
22 Muchos me dirán en aquel día: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?"
23 Y entonces les declararé: "Jamás os conocí; apartaos de mí, los que practicáis la iniquidad."

Mateo 25:41
41 Entonces dirá también a los de su izquierda: "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles.

Lucas 6:46
46 ¿Y por qué me llamáis: "Señor, Señor", y no hacéis lo que yo digo?

[17.40]

Se Parecen a Nosotros

El apóstol Juan nos habla y nos previene de estas semillas de corrupción en el libro de primera de Juan 2:18-19. Justo como nosotros ellos se reúnen en casas y enseñan que debemos de regresar al modelo de la iglesia primitiva, pero su estilo no es así, sino que solo piensan llevar a las ovejas al corral en donde ellos las pueden controlar. Con el solo hecho de reunirse en una casa, usted no ha escapado la trampa de la tendencia denominacional. Hay muchos hoy en día que trabajan muy fuerte para construir imperios a través de las iglesias en casa y así construir otra denominación, como ejemplo citare algunas: están los de la iglesia de Witness Lee, Gene Edwards y Frank Viola y muchos otros más. Así que pónganse a la guardia y a la protección de aquellos vestidos con piel de oveja.

[17.41]

Este es un Momento muy Especial

En este momento en la historia de la iglesia el movimiento de la iglesia en casa es apenas un bebe que esta aprendiendo a caminar. Nosotros que nos reunimos independientemente, somos libres y no nos controla nadie. Al igual que la iglesia primitiva, hemos decidido unirnos unos con otros y alcanzar a los demás también. Hemos escogido solamente a un líder para que este nos lidere; y para que sea la autoridad. Jesús es el único indicado por Dios para ser el líder y la cabeza de la iglesia. Dios nos ha dado a hombres muy especiales para guiarnos en este tiempo crítico de confusión. Si no ponemos las cosas bien y en orden de una vez por todas, pagaremos un muy alto precio en el futuro. Debemos ponernos de acuerdo cada una de las iglesias en que cada una de ellas debe de tener su propio líder y que ese líder no debe de sobrepasar sus límites y tratar de gobernar a otros. Los apóstoles y los profetas no son los que dirigen a la iglesia. Los apóstoles son los que plantan nuevas iglesias y ellos son los que indican quienes serán los que serán los responsables de cuidar de las iglesias. Los profetas son los que dan palabras de consuelo y revelación y no los ancianos que son los que mantienen cuidado por encima de ellos.

[17.42]

El hermano Ben desde Nigeria, en África del Oeste

Mi amado hermano Cliff:

Su mail nos trajo muchísimo gozo y en particular me trajo gozo a mí y a aquellos que se reúnen conmigo. Seguro que a muchos les agradan los escritos de Watchman Nee, como a mi me gustan. Sin embargo yo no doy preferencias a nombre alguno para evitar decir que yo soy de Pablo, o yo de Pedro y así sucesivamente. A mi me preocupa y me atrae aquello que edifica el cuerpo de Cristo.

Nosotros nos encontrábamos en comunión con el movimiento de la iglesia local de Witness Lee, una denominación. Un día estábamos orando para que el Señor nos pusiera dentro de sus planes divinos y fuésemos una iglesia práctica en su estilo de vida. Primeramente comenzamos a ver que la iglesia local de Witness Lee es solo una denominación creciente con Witness Lee como líder espiritual y cabeza a quien nunca se le debe de cuestionar nada. Comenzamos a ver que el movimiento o denominación se atribuye toda inspiración o conocimiento de la palabra. Vimos que ellos no tenían un genuino interés por los cristianos, sino más bien solo por aquellos que se reunían con ellos. Pero sobre todo ellos enseñan a sus seguidores a que solo los que reciben la enseñanza de Witness Lee son los de la verdadera iglesia aquí en la iglesia y que solo la iglesia de Witness Lee es el oráculo de Dios en todo el universo. Ellos enseñan que todos los demás cristianos están en un grado menor que ellos.

Lo que vimos fue algo muy alarmante y peligroso. Vimos que el espíritu de la iglesia a Laodicea el espíritu de orgullo y arrogancia prevalecía en la iglesia local de Witness Lee. Vimos eso cada vez mas y mas, vimos que la Biblia era hecha a un lado de los santos y se sustituía por los escritos de Witness Lee. La iglesia católica Romana hizo lo mismo, al igual que los mormones y así muchas otras sectas y denominaciones. Ellos pusieron los escritos de sus fundadores en primer lugar en sus reuniones antes de poner a la Biblia en primer lugar. En el caso de Witness Lee el dio a su denominación una Biblia que el tradujo para así de una mejor manera manipular sus enseñanzas y su teología. El invento un sinnúmero de terminología para transformar a su creciente denominación. Ellos le dicen a sus seguidores que ellos no son una denominación y que ellos no tienen ningún nombre en especial. Esto pasa porque muchos de sus seguidores no se atreven a estudiar con cuidado las sagradas escrituras y no dudan de la eficacia de las palabras de sus líderes. Ellos simplemente creen que lo que les dicen sus líderes es verdadero, sin cuestionar nada aun cuando psicológicamente se les manipula y así ellos caen victimas de sus engaños. Ellos poco se dan cuenta de que todas las características que ellos tienen son exactamente las de una denominación en la manera que ellos operan y se dirigen. Ellos les dicen a las iglesia a las que dirigen que ellos no tienen oficinas centrales y a los que se les dice esto, ni siquiera se les ocurre preguntar o investigar quien es el que esta sosteniendo todos los hilos de la madeja quien dirige.

Encontramos de que en la iglesia local de Witness Lee, a los santos se les dice que no deben de expresar o dar su opinión y que permanezcan cono unos zombis. A esto si no me equivoco se le llama un lavado de cerebro. Vemos que es muy diferente lo que predican de lo que practican en muchos aspectos. Hemos llegado a la conclusión de que la misma ramera (o denominación) a quienes ya habíamos abandonado, nos ha venido de nuevo vestida de diferente manera. Pero al final sigue siendo lo mismo en una manera nueva de engañar. Tan pronto como nos dimos cuenta de estas cosas en el transcurso del tiempo, nos decidimos mejor seguir el camino del Señor. Un camino que anula por completo el camino del hombre. El camino del Señor y el camino de los apóstoles, así simple y sencillamente como reunirse en casas como lo hacia la iglesia primitiva en la sencillez de Cristo.

Como iglesia nosotros no seguimos a ningún santo ni a ninguna organización. Amamos a los santos que se congregan en la iglesia local y su denominación, así mismo como amamos a aquellos que se congregan en otras denominaciones, pero odiamos la división que causan porque el Señor mismo odia esa misma división. Aun nos reunimos y tenemos compañerismo con aquellos que se llaman simplemente cristianos y no a los seguidores de Witness Lee.

Lo que vimos en la iglesia local denominacional de Witness Lee es en verdad escalofriante. Hemos creído que muchos de ellos han visto un poco de lo que nosotros hemos visto, pero que tienen miedo de salir de entre ellos por varias razones. Sin embargo creemos que el Señor les librara de ellos a su debido tiempo. Día tras día le agradecemos a Dios por mantenernos de una manera sencilla y mantenernos alejados de cualquier denominación al momento que vemos a tantos hermanos y hermanas que son nuestros hermanos que el ha redimido con su sangre. Oramos al Señor por la abundante gracia que nos ha sostenido y que por favor permita que esa gracia no se aparte de nosotros hasta donde nos ha traído. Gracias una vez más por contestarnos en carta respecto a estos asuntos.

Su hermano

Ben

[17.43]

Las iglesias en casa de tendencia denominacional, ya se están presentando aun entre nosotros. Si no reconocemos los errores del pasado, entonces nos arrepentiremos con gran dolor. Una vez fuimos atrapados por la ramera y su denominación ramera, así que por favor no permitamos que ella quiera dormir de nuevo entre nosotros.

[17.44]

Entendiendo a los que Plantan Iglesias.

Los padres no son los que crean la vida, solo Dios es quien da la vida, pero son los padres los que llevan la semilla de la vida. Los apóstoles son los que plantan las iglesias y ellos no son los que crean a los cristianos, Dios es el que da el nacimiento a los nuevos cristianos, pero los apóstoles son lo que siembran la semilla que es la palabra de Dios. Estos plantadores de iglesias riegan la semilla, procuran y animan el crecimiento y lo cuidan y lo juntan en pequeñas cantidades. Estos costales son básicamente las pequeñas iglesias y así que nadie poda separar a estas iglesias, porque estarán bien juntas y fundamentadas en la palabra.

[17.45]

Como padres, estos plantadores de iglesias enseñan, entrenan, pretejen y proveen de todo lo necesario para traer madurez espiritual a cada familia que lo necesita. ¿Y que con todo esto? Aquí es donde nosotros como trabajadores apostólicos debemos de tomar una decisión crítica. Al punto de madurez espiritual en la iglesia, nosotros debemos decidir si como buenos padres de familia dejaremos en libertad a nuestros hijos espirituales para que estos sean guiados por el Espíritu Santo y que el sea quien los enseñe, o mas bien ponernos como defensa entre ellos y el mundo y así protegerlos de todo mal que les atañe. ¿Será que los dejaremos en libertad o mas bien interrumpiremos su crecimiento poniéndonos lado a lado con ellos y así protegerlos de las tentaciones y de la maldad que espera y les esta asechando? ¿Será que querremos usurpar y tomar el control del Espíritu Santo en esta posición? Al punto de la madurez, ¿no deberíamos nosotros como cristianos responsables y como sus padres hacernos a un lado y ser más bien sus consejeros y no sus guías? ¿Hasta este punto no deberíamos nosotros de rendir todo nuestro paternalismo y toda nuestra autoridad y asumir una diferente postura y ser en vez un gentil y amante consejero? ¿Pero y cuando debemos de realizar esta transición? ¿Cuándo es que un buen padre se transporta de proveedor a consejero? ¿Qué no es más bien cuando nuestros hijos maduran lo suficiente para estar en pie y proveer para ellos mismos?

[17.46]

¿Será que es la labor de el apóstol el pastorear a varias iglesias que el ha comenzado o solamente será su labor el reconocer y equipar a los demás para este ministerio? Si el permanece como quien debe de cuidar de las iglesias, ¿Cómo es entonces que el podrá seguir su labor y seguir plantando iglesias? Si el se continua trasladando de un lugar a otro, ¿Cómo es que podrá el ofrecerán cuidado de las iglesias que va dejando atrás durante su larga trayectoria? ¿Y si acaso llegase a fallecer, quien se quedara en su lugar después? Hasta este punto, usted estará ya pensándolo muy bien y por eso es que nosotros escogemos a ancianos y a sacerdotes. Si los ancianos y sacerdotes cuidan de las iglesias, mientras que el apóstol este plantando nuevas iglesias, ¿entonces por que no hacerlo siempre así y nos evitamos problemas? ¿Por qué es que el apóstol tendrá que escoger trabajar en cada una de las iglesias, solamente medio tiempo? Sin en cambio nos parece que Pedro y Juan no fueron solamente apostolotes, sino también fueron ancianos, pero en ningún caso se menciona de que fueron sacerdotes. Estas desfiguras importantes que fueron amigos cercanos de Jesús, no solo establecieron nuevas iglesias, sino que retuvieron su posición de ancianos en las casas donde iniciaron sus iglesias hasta la gran persecución en el año 70-80 AD. Hasta este punto o quizás antes, encontramos ahora a Juan exiliado en la isla de Patmos, mientras que Pedro era tal vez en ese entonces crucificado. No tenemos record alguno de que algún apóstol haya mantenido dos puestos después de esto o doble ministerio, especialmente aquellos que fueron llamados por el Espíritu Santo. Acuérdese que los doce apóstoles fueron llamados por Jesús y tuvieron autoridad única y exclusiva que les fue dada por el. Los apóstoles de hoy en día deben de aprender a reconocer el llamado y el don de otros. Ellos deben de preparar a otros para cuando ellos estén ausentes, sabiendo que cada asamblea o iglesia pertenece a Dios y que debe de ser preparada para permanecer por si misma y caminar y crecer aun después de que el apóstol que estableció dicha iglesia se hay ido a establecer nuevas iglesias.

[17.47]

Es muy difícil que los padres dejen ir a los hijos, pero los siervos de Dios deben de dejar que Dios actué conforme a su voluntad. La relación entre el plantador de iglesias y las iglesias mismas es una relación muy personal y muy especial, pero como todo buen padre, ellos deben de soltar a sus congregaciones para que sigan avanzando en su caminar cristiano y dejar que los discípulos sean guiados y tomados en las manos del Espíritu Santo, quien Cristo ha enviado para enseñar, y guiar a toda verdad.

[17.48]

El Apostolado, ¿un Titulo o un Ministerio?

Muchos confunden a los apóstoles del Señor, con los plantadores de iglesias en estos días. Pero debemos de recordar que el trabajo apostólico permanece intacto e igual; los apóstoles son llamados a establecer iglesias apostólicas, pero aquellos que cumplen ese ministerio ahora en estos días, y los doce apóstoles que fueron llamados, no son los mismos. Jesús fue el primer apóstol y el único apóstol enviado por el Padre. Los doce que fueron electos cara a cara, fueron los únicos apóstoles escogidos por Jesús y los apóstoles de hoy son electos por el Espíritu Santo. Los doce fueron establecidos e inspirados por Dios, aquellas tradiciones apostólicas que establecieron y formaron el fundamento de la casa espiritual de Dios, eso es precisamente a lo que llamamos iglesia nosotros hoy en día.

[17.49]

Estos doce apóstoles, claramente ocuparon una posición única, una posición que no se ha heredado o pasado a otros después de que ellos murieron. ¿Y por que? Primero porque su trabajo que había sido ordenado por Cristo había terminado. Segundo, ellos eran los únicos con el poder dado por Jesús para perdonar los pecados de los demás. Ellos fueron escogidos y fueron un caso muy especial, para contribuir a las páginas del Nuevo Testamento. Los plantadores de iglesias de hoy no tienen tal autoridad. Ellos serán los únicos doce que tendrán su nombre grabado en los cimientos de la Nueva Jerusalén y los plantadores de las iglesias de hoy en día, no estarán entre ellos. Estos doce han sido envestidos con poder especial para juzgar a Israel; ellos han puesto el fundamento por sobre el cual las iglesias deben descansar y construirse una con la otra.

[17.50]

Los apóstoles son enviados...al trabajo. A las avenidas y carreteras. A varios lugares, aquí y allá, cerca y lejos, en todos los caso siempre es afuera y nunca adentro. Los apóstoles nunca son enviados a adentro de la iglesia, sino más bien son enviados a ir fuera de la iglesia a trabajar. Una vez que ellos sean escogidos como ancianos, entonces su labor si será la iglesia misma. No es mas ya trabajo del apóstol ni del que la protege. El trabajo se pasa del apóstol quien es el que cuida de la obra, al sacerdote quien cuida de la iglesia. Usamos este término de sacerdote, en el sentido bíblico y no en el sentido jerárquico. Cuando un apóstol o mas bien un plantador de iglesias, visita una obra terminada (una iglesia) una que el ha cuidado, el se convierte en el padre que visita a su familia y a sus hijos. El no es ya mas el líder espiritual de la iglesia, sino que su hijo espiritual es el líder de la iglesia. El plantador de iglesias y sus discípulos se mueven y encaminan hacia una nueva y más grande proyección. Ellos se relacionan como amigos y hermanos y juntamente ellos sirven al Señor Jesús.

[17.51]

Si un padre tratara de ejercitar su autoridad en la casa de su hijo o usurpar la autoridad de su hijo, la relación seria tremendamente lastimada y complicada. Las familias se reúnen y se juntan para compartir el gozo o las tristezas, porque así lo han escogido y decidido ellos. Cada individuo de la familia esta completo en si mismo más sin embargo ellos deciden reunirse. ¿Y por que? Porque ellos tienen la libertad que el amor les da para celebrar las reuniones familiares. Cuando un padre o abuelo asiste a una reunión el debe de venir como una parte de un todo y no como la cabeza que dirige.

[17.52]

Hay dos fases en la relación entre un padre y sus hijos; la fase adolescente y la fase de adulto. La primera requiere que el padre cuide y atienda las necesidades de su hijo, así mismo de que le entrene. En la segunda el padre debe de confiar en la enseñanza y la disciplina que ha ensenado a su hijo, permitiendo que su hijo tenga la libertad y la independencia de aplicar el conocimiento y preparación que se les ha instruido. El soltar las riendas debe de ser un proceso en forma gradual, tomando una transición entre una fase y la otra. En el punto de adultez cada hijo debe de asumir la responsabilidad de las decisiones que en el futuro decidirán el curso que ellos tomaran en la vida y que determinaran el carácter que los formara en el futuro.

[17.53]

En su infinita sabiduría, Dios ha sabido que estas dos fases existen también dentro de su iglesia. Dios ha provisto de apóstoles los cuales son plantadores de iglesias que nutren a la iglesia mientras esta se encuentra en un proceso de crecimiento y madurez y una vez que llega a la juventud madura podrá permanecer firme por si sola, para ese lapso Dios ha provisto de sacerdotes y de ancianos para que cuiden de la continua labor de crecimiento en el ministerio.

[17.54]

Cuando un apóstol o plantador de iglesias visita una iglesia terminada el debe de visitarla como un hermano. Cuando un evangelista o profeta viene a una asamblea, ellos también vienen como hermanos y cuando el anciano viene como visitante, el también viene como un hermano mas y solo eso. Sin lugar a dudas los doce apóstoles que fueron elegidos por Jesús tuvieron autoridad superior que aquella dada a los plantadores de iglesias que fueron enviados por el Espíritu Santo y que los vemos trabajando en el ministerio hoy en día. Pablo atento el usar este poder por si alguna iglesia no daba los resultados que se requerían, pero eso nunca fue necesario. El verdadero poder apostólico de hoy no se mide con la autoridad de castigar a otros en el servicio. Cada cristiano maduro es investido con poder para rebatir esa autoridad. No se trata de que los apóstoles tengan el poder para hacerlo, sino mas bien que todo cristiano tiene la autoridad de confrontar el pecado y exponerlo especialmente cuando se este afectando a la iglesia. Es en ese sentido la responsabilidad de todo verdadero creyente el cuidar y de guardar el rebaño de Dios de los lobos, de las rebeliones, de los chismes y de toda clase de problemas. Cada discípulo tiene la responsabilidad de proteger a la iglesia de Dios a la que el ha sido llamado. Con la responsabilidad viene la autoridad y con la autoridad el buen ejercicio dentro de los limites de aquel por quien fue llamado. Nuestra autoridad nunca debe de ir más allá de los límites de nuestro ministerio, o usurpar la autoridad que le pertenezca a otro. Nunca debe de asumir la responsabilidad por sobre otro ministerio, usurpando así la autoridad que a otro le pertenece. Dios ha puesto límites al trabajo que nos ha dado y nosotros debemos de respetar esos límites. Recordemos que Dios no hace acepción de personas. El confía y ama a su diacono lo mismo que ama al anciano y lo mismo que ama al apóstol. Si alguno se reporta con alguien mas en base a responsabilidad espiritual, entonces eso sugeriría que el plantador de iglesias es mucho mas confiable que el diacono y eso no es así; ya que todos somos contados como discípulos delante de Dios. Los apóstoles tienen responsabilidad y autoridad por sobre su trabajo apostólico. Los sacerdotes y los ancianos tienen responsabilidad sobre la iglesia completa y los diáconos solo tienen autoridad sobre cualquier tarea que se les asigne.

[17.55]

Yo creo que la doctrina de los Nicolatas fue establecida según varios niveles de autoridad. Un sistema de contabilidad jerárquico que ha causado un cáncer que ha traído orgullo al liderazgo de la iglesia hoy en día. Tal sistema es imitado del gobierno de Roma y ahora ha sido remodelado y tomado por lo que conocemos hoy como ka iglesia católica Romana, entre muchos otros más.

[17.56]

La epístola a los Efesios en su capitulo cuatro nos dice que los apóstoles son los primeros. ¿Y por que? Cuando un estructura se erige, la primara cosa que se hace es enviar a los hombres y al equipo al sitio de la construcción para comenzar el edificio. Después de que el trabajo es terminado se ponen los fundamentos y así de este modo es que los apóstoles son señalados como primeros. El sitio de la construcción y los cimientos deben siempre proceder a la erección de las piedras que se usaran para completar la estructura y así nosotros los hermanos somos las piedras vivas que se usaran para construir la casa espiritual de Dios, la que ahora llamamos casa donde Dios habita.

1ª Corintios 3:7
7 Así que ni el que planta ni el que riega es algo, sino Dios que da el crecimiento.

[17.57]

Como líderes debemos recordar continuamente que aun nuestra justicia es tan sucia como un trapo inmundo ante los ojos de Dios, según vemos en Isaías 64:6