Para El Lector

[R.1]

Un Mensaje Importante

El libro que usted está a punto de leer es diferente por varios razones. Primero, no fué creado por el publico en general ni por ganancias propias. Segundo, está dado con la esperanza de que cada lector, asistia y ayude a su mejora, escrudiñando las errores; y el libro invita a sus lectores ser compañeros en su mensaje excluyendo cualquier cosa contraria a la Palabra de Dios, es dicir, la Biblia. De todas maneras, la Palabra de Dios será el único autoridad aceptable para que cualquier cambio sugerido sea aceptado. Nosotros agradecermos su llamado de atención sobre cualquier error en puntuación o gramática. Tercero, está designado a ser un libro sin final.

Hay un pequeña necesidad de re-examinar áreas doctrinales sobre tratados ampliamente exparsidos en medio de los hermanos Cristianos a menos que algún error o contradicción obvia venga a la luz. Algunas veces, una doctrina de segunda ampliamente aceptada y propagada a través de enseñanzas denominacionales, es inherentemente imperfecta pero continúa existiendo porque el pueblo de Dios rehusa confrontarla. Donde sea que hay una de estas doctrinas, este libro la va a desafiar. La razón por la que este libro no va a tener final es triste pero simple. Pareciera ser sin final por la complacencia de los creyentes profesantes en entrar en desacuerdo cuando de inquietudes doctrinales se trata. Si esto pasa es porque las partes involucradas buscan la verdad, luego yo aplaudo su esfuerzo, pero como en todo, esto se intensifica dentro de un encarnizado argumento donde las dos partes están solamente buscando ser las correctas y exhibir el trofeo de ganadores.

[R.2]

Cuando la verdad gana, ella trae a quienes la buscan a la unidad, porque solamente puede haber una sola verdad (Juan 17:17), y si los opositores a ella la descubren, dejarán atrás su debate y llegarán a estar unidos. En la búsqueda de la verdad, es siempre el perdedor quién finalmente gana. Si yo, como maestro, soy sorprendido enseñando algo incorrecto y alguien me corrige, revelando una verdad ocultada o inadvertida, yo instantáneamente llegaré a ser mejor, y mas informado maestro. Si por otro lado, yo acepto un infundado, astuto, y engañoso fraude, yo, inintensionalmente me convierto en un maestro de falsa doctrina.

Si algún autor o maestro involucrado en la enseñanza de las escrituras cree poseer toda la verdad, él ya es una victima del orgullo. Es por esto que yo necesito su ayuda. Tan inperfecta como pueda ser, esta búsqueda de la verdad tiene que empezar con alguien, así que ha empezado aquí, conmigo y con lo que yo creo. Ahora, juntos como compañeros, debemos empezar a corregir cualquier error encontrado en ella. Por favor, indícame sobre cualquier error en mi manera de pensar; hazme un mejor maestro en la manera que traemos nuestras mentes juntas en el Señor; hagamos de 1 Corintios 1:10 una realidad activa en nuestro compañerismo.

Corintios 1:10
Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

[R.3]

Una palabra de precaución para aquellos que me asisten en este compromiso, interpretar las escrituras desde una pocisión denominacional, es como leer con lentes nublados o sucios. Como autor de este trabajo, yo estoy plenamente conciente de mi responsabilidad hacia la verdad y al espíritu del mismo. Cualquiera de las enseñanzas encontradas escritas aquí que puedan parecer la confrontación de un desafío bíblico severo, son verdades y por lo tanto vienen de Dios. Si cualquiera de mis enseñanzas transitan por el limite de la verdad pero son fallidas por algún error; la responsabilidad por estos errores descansa rotundamente sobre mi. Este libro será revisado tantas veces como sea necesario e incluirá todos los cambios válidos posibles. Cualquier contribución que usted haga a su confiabilidad será muy agradecida por todos aquellos que lo lean y lo usen para la enseñanza. Mientras los Cristianos sigan usando la palabra de Dios para dividir la nación santa de Dios, habrá necesidad de este libro.

Las marcas en los párrafos han sido incluídas para hacer mas facil editar o identificar la localización de cualquier material del que usted se refiere o cuestiona. Por favor use estos marcadores de párrafos cuando usted sugiera o pregunte por alguna examinación o revisión. Estos marcadores aparecerán como se indica en el ejemplo siguiente:

Ejemplo:

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

[23.13]

Es el diácono el que vigila sobre las necesidades físicas y materiales de la manada, necesidades como comida, vestido, o lo que sea necesario para hacer mas fácil la carga o el sufrimiento físico.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por favor contáctenos en la siguiente dirección de email: hisservants@juno.com

Y que el Espiritu de Dios os guíe a toda verdad.

Hermano Cristiano, Yo espero el día en que este libro ya no se necesite mas. Desafortunadamente, cada nuevo debate doctrinal producirá un nuevo capítulo y cada capítulo requerirá su estricta examinación y su diligencia en corregirlo. Oremos para que nuestro compañerismo produzca solo la verdad y la unidad que nosotros, como miembros de la familia de Dios, merecemos a través de nuestro discernimiento abierto y sin egoismo. Y que Dios nos llene de toda sabiduría.

Clifford H. James
Autor/Maestro

Traducido al Español por:
José Gil.